Ecofriendly

Desengánchate del plástico

El plástico está ya presente en todas las áreas de nuestra vida. Está en los coches que conducimos, en los zapatos que llevamos, en los juguetes de nuestros hijos y en el ordenador con el que escribo este post.

Las razones por las que reducir nuestro consumo de plástico son varias, y no sólo van de la mano con la preservación del medio ambiente, sino que también estan ligadas con nuestra salud (acabamos por consumir plástico a través de pescado contaminado o de ciertos cosméticos como dentífricos, entre otras vías).

Aunque creamos que con echar los envases al contenedor amarillo es suficiente, la realidad es que el plástico resulta aún muy difícil de reciclar, ya que existen diversos tipos, muchos de los cuales nunca se reciclarán. Y en los casos de productos alimenticios no se pueden utilizar envases 100% reciclados por cuestiones de seguridad alimentaria, por lo que siempre hay que fabricar envases nuevos.

Además, el plástico tarda muchísimo en biodegradarse. De hecho, la gran mayoría no se degrada, sino que se descompone en partículas cada vez más pequeñas hasta formar los llamados microplásticos, que acaban siendo consumidos por criaturas marinas a lo largo y ancho del planeta tierra. Estas mismas criaturas también acaban por enredarse en las famosas anillas de plástico de las latas y en otros desechos plásticos.

Los océanos son los grandes afectados por la fiebre del plástico, se estima que ocho millones de toneladas de plástico van a parar al mar cada año, y subiendo. Hay una isla de basura en el Pacífico Norte que podría haber alcanzado ya la superfície de los EE.UU. Recomiendo el documental A Plastic Ocean para profundizar en la materia.

Lo peor de todo esto es que alrededor del 50% del plástico solo se usa una vez para después tirarlo (las bolsas de plástico tienen una vida útil de ¡15! minutos). Vivimos en una sociedad del usar y tirar, una “sociedad de lo desechable que no puede ser contenida”, según el oceanógrafo Charles Moore.

Se ha convertido en algo global. Simplemente no somos capaces de almacenar o reciclar toda nuestra basura

Charles Moore, oceanógrafo

Por todo esto, aquí te dejo unos cuantos tips para reducir el plástico en tu día a día. Yo ya he empezado a aplicar algunos 🙂


En la cocina

Hay muchas cosas que podemos hacer por tener una cocina con menos plástico. Dos medidas que ya hemos tomado en casa son llevarnos bolsas de tela a la compradesterrar el papel de film, que hemos sustituido por un portabocadillos reutilizable y lavable. Además, tratamos de evitar los productos desechables, como pajitas o cubertería de plástico, y nos abstenemos de comprar agua embotellada (cabe decir que tenemos la suerte de tener un agua del grifo de calidad, aunque hay filtros para purificar el agua). Reutilizando los botes de cristal de encurtidos y mermeladas hemos conseguido recipientes para almacenar pequeñas cosas, y también tratamos de comprar utensilios de cocina de madera o bambú. El próximo paso será sustituir los tuppers de plástico por recipientes de aluminio o de cristal, y también me gustaría comprar más a granel.

En el baño

Pasarse a la copa menstrual es algo a tener en consideración. ¡Dale una oportunidad! También es buena idea decir adiós a las cuchillas desechables, así como adquirir un cepillo dental de bambú. Evita las cremas exfoliantes con perlas de plástico y cambia tu cortina de ducha por una de tela. Para los que quieran ir al siguiente nivel, existe la posibilidad de adquirir champú y jabón corporal en barra.

Con tus hijos

Como con los tuppers, quizás sea buena idea sustituir los biberones de plástico por otros de vidrio. Existen también pañales de tela reutilizables, aunque si no te resultan prácticos hay otras opciones mejores que los pañales convencionales. Cómprales a tus hijos juguetes de tela o de madera.

En el trabajo

Llévate tu taza de casa para tomarte el café en el descanso. Algunas máquinas expendedoras incluso reconocen la taza y te aplican un descuento por no utilizar vaso de plástico. Por supuesto lleva la comida en envases reutilizables y usa cubertería lavable.


 

Por último te recomiendo que eches un vistazo a la web de Sinplástico, una pequeña cooperativa creada en abril del 2014 y cuyo objetivo es promover la reducción del uso indiscriminado del plástico. En su página encontrarás muchas más ideas y una tienda online con montones de productos para decirle adiós al plástico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s