NO MÁS DIETAS

No son las dietas, son los hábitos los que conducen al éxito

  • ¿Cuántas dietas has probado a lo largo de tu vida?
  • ¿Cuántas dietas te han provocado un efecto rebote? 
  • ¿Cuántas dietas te han dañado la autoestima? 

Probablemente la respuesta a muchas de estas preguntas es «UFFFFF, no sabes todo lo que he probado y ya he llegado a tirar la toalla. Acepto que mis quilos de más van a estar aquí toda la vida».

Y no, no es tu culpa. No tienes ninguna patología extraña ni eres un bicho raro. Las dietas milagro o los locos planes de alimentación que encontramos en las revistas no sirven.

Las dietas no funcionan

Hacer una dieta es la mejor manera de poner a nuestro cuerpo en un estado de estrés y ansiedad. Nuestro humor cambia, nuestras hormonas sexuales se disminuyen (adiós al libido) y también nuestros niveles de energía.

El definitiva todo lo que lleve la palabra dieta, en mi opinión, es una apuesta segura al fracaso.

Te propongo una nueva frase, reflexiona sobre ella:

No tiene sentido empezar una dieta que terminará algún día, aprende poco a poco hábitos saludables que tengan sentido en tu vida.

Mi opinión sobre el tema de las dietas

Pienso que es totalmente normal tener el deseo de mejorar nuestro cuerpo. A todos nos gusta tener un cuerpo bonito, vernos bien en un vestido nuevo o sentir nuestro abdomen definido. Considero que tener ambiciones y sueños es natural del ser humano.

¿Dónde esta el problema? La industria de la moda y la información conocen este interés por la imagen… Y crean contenido de consumo rápido mal hecho, sin sentido y que promete grandes cambios en poco tiempo.

¿Las consecuencias? Trastornos de alimentación, desnutrición y efectos rebote que nos lleva a la frustración.

¿Qué hacemos entonces?

Para alcanzar nuestro peso ideal hay que cambiar despacio nuestros hábitos alimenticios, descubrir las emociones que hay detrás de nuestra manera de comer y implementar rutinas positivas diarias.

Si no cambios la base, nuestro cuerpo tampoco cambiara.

Algunos consejos para aplicar en tu vida:

  • Infórmate: algo que no se entiende no se va a seguir.
  • Aprende a nutrir tu cuerpo con los nutrientes que necesita
  • Busca el balance en tu alimentación
  • Realiza actividad física
  • Practica la relajación y meditación. Mantener el estrés en niveles óptimos te ayudará a perder peso.
  • Aprende a aceptar tu cuerpo y agradece todo lo que permite hacer
  • Descansa bien
  • Realiza cada día actividades que nutran tu alma.

La importancia de la mentalidad

«Un estilo de vida, no una dieta» 

Tendrás que tener muy claros cuales son tus objetivos. Uno de ellos debería ser «estar saludable»

Se paciente e intenta recordar que estas aprendiendo a nutrirte correctamente. Nadie aprende de la noche a la mañana.

Tener una mentalidad positiva es la mejor herramienta que puedo darte. Ten en cuenta que puedes comer todo lo que quieras si vas a una cena (cuánto más saludable mejor) o puedes tomarte una cerveza de vez en cuando con los amigos. Pero hay que pensar que al día siguiente debes continuar con esos hábitos que te hacen sentir bien.

No te quedes de brazos cruzados.

El peso que deseas no es difícil de conseguir, sentirte bien en tu cuerpo y empezar el estilo que deseas puede hacerse. No te quedes de brazos cruzados, toma acción…

Regístrate ahora al programa de Coaching 1 a 1. Te enseñare las bases de la psicología de la nutrición, te mostraré la manera de comer saludable y nutritivo que te llevará a conseguir tus objetivos.